El 9 de enero se cumplieron 175 años del nacimiento en Roncal del gran tenor navarro Julián Gayarre. Mariano Benlliure y Gayarre se conocieron en Roma en la temporada 1881-1882, con ocasión del estreno de la opera El duque de Alba de Donizetti en el Teatro Apolo. Gayarre contaba 38 años y Benlliure no había cumplido los 20, pero surgió entre ellos una gran amistad y un sentimiento de mutua admiración.

Siempre que cantaba en Roma, Gayarre acudía a la Via Margutta a visitar en su estudio al joven escultor. Benlliure lo representó caracterizado de varios personajes de las operas que más éxito le dieron como La africana, Puritanos y El pescador de perlas, modeló su busto, y tras su muerte le dedicó un impresionante monumento funerario que se colocó sobre su tumba en Roncal.