La nueva Sala Sorolla en el Museo de Bellas Artes de Valencia

Home/Noticias/La nueva Sala Sorolla en el Museo de Bellas Artes de Valencia

             

El Museo de Bellas Artes de Valencia ha inaugurado el pasado 26 de octubre la Sala Sorolla, en la que se ha reunido toda la obra del pintor hasta ahora dispersa en diferentes salas o guardada sin exponer. Además se muestran varias obras del escultor Mariano Benlliure, que evidencian la estrecha relación de amistad entre los dos artistas valencianos y el paralelismo entre sus trayectorias artísticas.

Entre los retratos expuestos destacan los dedicados a la que fuera primera tiple del Teatro de la Zarzuela, Lucrecia Arana, segunda mujer del escultor Mariano Benlliure, y al único hijo de ambos, el arquitecto José Luis Mariano Benlliure. Estos retratos, propiedad de José Luis Mariano, fueron depositados por su padre en 1932 en el museo, cuando era director su hermano, el pintor José Benlliure Gil. Años después, en un acto de inmensa generosidad, José Luis Mariano Benlliure Arana renunció a su propiedad para que pasaran a integrarse definitivamente en los fondos del museo valenciano.

De Benlliure se exponen dos bustos cincelados en mármol, el retrato de Concepción Dalhander condesa de Gimeno, de 1910, donado por la retratada, y el muy delicado y exquisito busto de Lucrecia Arana, realizado hacia 1906 y donado por su autor al museo en 1940. Lucrecia luce un medallón en el cuello con el autorretrato del escultor, que talló en el frente un relieve con el retrato de su hijo José Luis Mariano.

Además se exponen varios bronces fundidos muchos años después de la muerte de Benlliure a partir de los modelos en escayola que donó en 1940 al museo. Estas fundiciones, que no tienen la calidad de las originales del escultor, recogen la erosión y los desperfectos que con los años habían sufrido los modelos. Se trata del busto de Vicente Blasco Ibáñez, cuyo original modeló Benlliure en 1904, el primer busto que realizó de su amigo Joaquín Sorolla en 1918 para la Hispanic Society y cuyo modelo reutilizó para el busto del monumento que se erigió en la playa de la Malvarrosa en el décimo aniversario de la muerte del pintor en 1933, y que hoy puede verse en la plaza de la Armada Española y, por último, un relieve retrato de Sorolla copia del que se encuentra en el Museo Sorolla de Madrid, fechado en 1909, que habitualmente se confunde con el que realizara años antes para la placa de la calle que lleva el nombre del pintor en Valencia.

2016-10-19T11:41:26+00:00 7 Oct, 2011|Noticias|
error: CONTENIDO PROTEGIDO