Santiago de Compostela

La Voz de Galicia, 26 de mayo

A Montero Ríos le falta compañía