La semana pasada, dos de los monumentos de Mariano Benlliure emplazados en Andalucía fueron protagonistas de muy distintas acciones.

La estatua que representa la Alegoría del Trabajo del Monumento al II Marqués de Larios de Málaga, un atlético desnudo de inspiración clásica, amaneció con unos auriculares rojos colgados del cuello. La acción en si no daña al conjunto escultórico inaugurado en 1899 en el centro de la Alameda Principal, que con anterioridad ha sido víctima de otras actuaciones mucho más graves. Primero fue su elevación sobre la salida de humos del aparcamiento de la plaza de la Marina, después de eliminar su podio original; y recientemente el traslado a la acera norte de la Alameda con el consiguiente cambio de orientación, justificado porque se ha querido que mire a su calle, la calle Larios; aunque, todo hay que decirlo, se haya recuperado el podio perdido.

La opinión de Málaga: Unos pinganillos para la Alegoría del Trabajo

Alegoría del Trabajo. Foto laopiniondemalaga.es

Bastante peor suerte ha sufrido el Monumento a Miguel Primo de Rivera, emplazado desde su inauguración en 1929 en la plaza del Arenal de Jerez, rociado con pintura roja.

Mariano Benlliure (Valencia, 1862-Madrid, 1947) destacó por los más de medio centenar de monumentos conmemorativos y, muy especialmente por los ecuestres, como el dedicado al general Arsenio Martínez Campos en el parque del Retiro de Madrid, uno de los más bellos y que está declarado BIC (Bien de Interés Cultural), la estatua del rey Alfonso XII a caballo que preside su monumento también en el Retiro, el dedicado al regimiento de Caballería de Valladolid, y las estatuas de los generales Urquiza en Paraná (Argentina), Bulnes en Santiago de Chile y San Martín en Lima (Perú).

Independientemente de las ideas políticas de Primo de Rivera, golpista y dictador, que contó con el apoyo del rey Alfonso XIII, su monumento es una destacada obra de Mariano Benlliure con un indudable valor artístico, que fue erigido por encargo del Ayuntamiento de Jerez y financiado por suscripción popular.

Bastaría con colocar una cartela-panel en la plaza, próxima al monumento, que explicara tanto quien es el representado y su papel en la historia de España, como quien es su autor y el valor artístico del monumento.

Diario de Jerez: El Gobierno municipal condena las pintadas en el monumento a Primo de Rivera

Monumento a Miguel Primo de Rivera. Foto elmira.es