Se trata de un apunte rápido a tinta de su nieto José Luis Benlliure Galán (Madrid, 1928-México, 1994), que mira con sorpresa a su abuelo.