Hace 100 años, el 12 de mayo de 1918, se inauguraba en Madrid la Exposición de Pintura Francesa Contemporánea 1870-1918, promovida por el entonces Director General de Bellas Artes Mariano Benlliure y organizada por el Comité Franco-Español.
Se pudieron ver por primera vez en España importantes obras, impresionistas como de los movimientos paralelos que convivían en el París de la segunda mitad del siglo XIX: Fantin-Latour, Monet, Pissarro, Puvis de Chavannes, Sisley o Vuillard, además del impresionante retrato del general Prim a caballo de Regnault.