Con la restitución de la rama de laurel y del brazo derecho del niño que, alzado por una matrona se la ofrece en señal de agradecimiento al marqués de Larios, benefactor de la ciudad de Málaga, se han concluido los trabajos de limpieza y restauración del monumento creado por Mariano Benlliure e inaugurado en 1899, y que han estado a cargo de la empresa especializada «Chapitel» de Antequera.

Las estatuas de bronce del marqués y la alegoría del Trabajo se desmontaron y se trasladaron al taller de Antequera, donde se acometió su restauración. La estatua de mármol de Carrara de la alegoría de la Caridad, la matrona que alza al niño, se trasladó junto con el pedestal a su nueva ubicación frente a la calle Larios, y se restauró in situ.

Finalmente se han restituido recientemente el brazo del niño y la rama de laurel, y se ha colocado una baranda de protección similar a la que incluía el proyecto original de Benlliure.