El 1 de enero de 1899 se inauguraba en el paseo de la Alameda de Málaga el monumento al marqués de Larios de Mariano Benlliure. Su proyecto fue el ganador de un concurso en el que resultaron finalistas Querol, Benlliure y Susillo. A la estatua en bronce del marques le acompañan, en la parte baja del pedestal, una mujer que alza un niño que ofrece una rama de laurel al marqués, alegoría de la Caridad, en mármol de Carrara y una atlética figura masculina en bronce, alegoría del Trabajo. En los ángulos de la parte baja del pedestal tenía cuatro figuras alegóricas semidesnudas que sostenían sendas guirnaldas que en las caras anterior y posterior enmarcan los escudos de la ciudad de Málaga y del marqués de Larios, todo ello desaparecido.

Actualmente se está ultimando la restauración de las dos estatuas de bronce en el taller de la empresa Chapitel de Antequera, y el pedestal con la estatua en mármol está pendiente de restauración, ya colocado en la acera norte de la Alamenda y con distinta orientación a la original, por decisión unilateral del Ayuntamiento de Málaga.

La opinión de Málaga

Fotos Chapitel restauración