El sarcófago de Blasco Ibáñez de Mariano Benlliure

/, Noticias/El sarcófago de Blasco Ibáñez de Mariano Benlliure

Desde que Benlliure entregó el sarcófago de Blasco Ibáñez en 1935, realizado por encargo del Ayuntamiento de Valencia destinado al panteón que se construía en el Cementerio General según proyecto del arquitecto Javier Goerlich, donde nunca llegó a colocarse por el estallido de la guerra del 36 y la demolición de lo entonces construido del panteón, ha vivido un continuo peregrinaje y no han dejado de oírse peticiones para que los restos del novelista descansen en su interior.

Pero lo cierto es que Benlliure lo concibió con una función más representativa y simbólica que funcional, pues no posibilitaba el alojamiento del féretro con los restos del difunto en su interior. Lo creó para ser visto desde una tribuna a la que se ascendía por escaleras bajo la luz de una claraboya, por ello el sarcófago de latón dorado está abierto deja a la vista la figura yacente de Blasco rodeado de hojas de laurel y envuelto en un sudario. Lo decoran relieves con los escudos de España y de Valencia y, en los laterales, a modo de friso, se sitúan diecinueve figuras en bajorrelieve que interpretan y simbolizan los personajes centrales de sus populares novelas, cuyos títulos figuran sobre el listel de la base. Descansa sobre un basamento de mármol con dos bustos de labradores en los ángulos de sus pies y guirnaldas con flores y frutos de la huerta.

Después de permanecer durante décadas desmontado en los almacenes del Museo de Bellas Artes, se restauró y expuso temporalmente en el vestíbulo de entrada para ser trasladado al entonces Centro del Carmen, que aspiraba a convertirse en Museo del Siglo XIX, hasta que hace poco más de un año, con el nuevo rumbo tomado con el Centro, se convirtió en un estorbo y se acordó trasladarlo de nuevo al Museo de Bellas Artes, esta vez para ser expuesto…..en un patio de luces, sin acceso para contemplarlo en su totalidad, y en condiciones que no favorecen su conservación. Ahora se está tratando de acomodar un espacio “digno” en el Cementerio General donde pueda visitarse, aunque como decíamos no podrá alojar los restos de Blasco Ibáñez por no estar pensado para ello.

 

2018-11-04T09:44:54+00:00 4 Nov, 2018|Efemérides, Noticias|
error: CONTENIDO PROTEGIDO