Es el título de una exposición que se ha celebrado en la sala de CajaGRANADA, en la que se ha podido ver una selección de documentos, fotografías, esculturas y pinturas, representativas de una Granada de comienzos del siglo XX que forma ya parte de la memoria colectiva, y que proceden de una institución tan especial y con tanta solera como es el Centro Artístico, Literario y Científico de Granada. Entre las esculturas destaca el busto en bronce de Goya obra de Mariano Benlliure, fechado en 1912 y que corresponde a la segunda versión con algunas variaciones respecto a la primera de 1902.