El 9 de noviembre de 1947, los 85 años, fallecía en su casa-estudio madrileña, el escultor valenciano Mariano Benlliure, autor de casi medio centenar de monumentos públicos repartidos por toda la geografía española. Sus restos fueron trasladados a Valencia para ser sepultado, junto a sus padres, en una tumba en el cementerio del Cabañal. Benlliure esculpió el busto unido de sus padres y un autorretrato en relieve para colocarse en la tumba del Cabañal.