La escultura de los Premios Goya

Home/Noticias/La escultura de los Premios Goya

Los “Goya”, premios instituidos por la Academia de Cine en 1987, se representaron en un primer momento por un busto de Goya del escultor Miguel Berrocal, “inspirado” en el busto de Mariano Benlliure, una de cuyas primeras fundiciones en bronce puede verse en una de las salas del Museo del Prado dedicadas al pintor.

Cuando D. Antonio Giménez Rico ocupó la presidencia de la Academia y dado el excesivo peso de aquella primera escultura, se encargó un nuevo busto-estatuilla al escultor José Luis Fernández que, según un artículo publicado en El País el 3 de febrero de 2001:  se “inspiró” de nuevo en el busto de Goya de Benlliure y en los autorretratos del artista, aunque en la reciente entrevista publicada en Las Provincias de Valencia y recogida en extracto en el diario La Verdad de Alicante afirma “no conocer” el busto de Benlliure. Lo cierto es que si se compara dicho busto con el original de Benlliure las similitudes son mas que notables y no parecen el resultado de una simple inspiración.

Cuando ocupó la presidencia de la Academia D. José Luis Borau (1994-1998), intentó sustituir el busto de Goya de Fernández por una reproducción del boceto original para la estatua de Goya esculpida por Benlliure,  y contactó con los descendientes del escultor, que autorizaron desinteresadamente y por escrito la reproducción del boceto como estatuilla para los “Goya”, pero por alguna causa que desconocemos dicho proyecto no se realizó y continuó entregándose el busto de Fernández. Después de ese primer contacto, los descendientes de Mariano Benlliure enviaron un escrito a la Academia en 2002, dirigido a la entonces directora Dª Marisa Paredes, sin recibir contestación alguna y, una vez constituida la Fundación Mariano Benlliure en 2010, la misma Fundación dirigió un nuevo escrito en 2011 al recién nombrado director D. Enrique González Macho, que sigue ejerciendo la presidencia, sin recibir tampoco respuesta.

La Fundación Mariano Benlliure también dirigió un escrito al Ministerio de Cultura en 2011, que respondió verbalmente diciendo que entendía el problema pero que no tenían competencias en él por ser la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España una institución independiente. Ni los descendientes de Mariano Benlliure ni la Fundación Mariano Benlliure han “amenazado” nunca a la Academia en ninguno de los escritos presentados, unicamente han planteado el problema para resolverlo de la manera más conveniente para las dos partes, sugiriendo que se reprodujera el busto o el boceto de la estatua originales de Benlliure o se sustituyera la escultura objeto del premio por otra distinta a la actual. La confusión que crea la actual escultura que se entrega como “Goya” perjudica la imagen de Mariano Benlliure e induce a confusión, como se ha podido comprobar en la muestra “Mariano Benlliure.

El dominio de la materia” que se pudo ver en 2013 en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y en el Centro del Carmen en Valencia, en la que se presentó una versión en mármol del busto de Goya de 1902, ante la que la mayoría de los visitante se paraban para exclamar “la de los premios Goya”.

Premios Goya

El domingo 9 de febrero, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España celebrará en Madrid la 28 edición de los Premios Goya. Según se explica en la web de la Academia, la primera estatuilla que se entregó fue obra del escultor Miguel Ortiz Berrocal. Se trataba de una escultura desmontable que combinaba el busto del pintor Francisco de Goya con una cámara cinematográfica. Desde la segunda edición la estatuilla se encargó al escultor José Luis Fernández, quien desarrolló un nuevo busto en bronce, más pequeño, que representa al pintor.

Lo cierto es que esa segunda estatuilla no es una “creación” personal del escultor José Luis Fernández, pues está claramente “inspirada” en el busto de Goya obra de Mariano Benlliure, una de cuyas fundiciones en bronce puede verse en las salas dedicadas al pintor en el Museo del Prado, y un vaciado en escayola en el Museo de la Real Academia de San Fernando de Madrid. No parece lógico que una institución como la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España entregue como Premio Goya, el más importante que se concede en cine en España, una estatuilla que no respeta los derechos de propiedad intelectual sobre una obra, ya que los derechos de autor de Mariano Benlliure siguen vigentes.

Reproducimos una vez más el original de Mariano Benlliure (izquierda) y la estatuilla del premio (derecha).

   

2016-10-19T11:40:51+00:00 21 Ene, 2014|Noticias|
error: CONTENIDO PROTEGIDO