La nueva estatuilla que inaugura la década de los 20 del siglo XXI reproducirá el modelo original de Mariano Benlliure, gracias al convenio firmado en junio de 2019 entre la Academia de Cine y la Fundación Mariano Benlliure. Desde que en 1987 se crearon los Premios Goya se habían entregado dos diferentes estatuillas, ambas «inspiradas» en el busto de Goya creado por Mariano Benlliure en 1902. 

En junio de 2019 la Academia de Cine y la Fundación Mariano Benlliure firmaron un convenio por el cual la Fundación, depositaria de los derechos del escultor, ha autorizado la reproducción del modelo original del busto de Goya sin ningún ánimo de lucro, para su uso como estatuilla de los premios.

La nueva estatuilla procede de un vaciado original en escayola que conservan los descendientes de Benlliure, que se ha digitalizado en 3D, para después sacar un nuevo modelo ya reducido al tamaño que debe tener el busto del premio. Esta primera parte del proceso la ha realizado la empresa Troppovero. A partir de ese modelo reducido se ha procedido a fundir en bronce todas las estatuillas, por el proceso de fundición a la cera perdida, lo que se ha llevado a término en la Fundición Codina, por indicación expresa de la Fundación Benlliure, ya que es la única fundición existente que tiene una larga tradición de ya cinco generaciones, en la que fundió sus obras Mariano Benlliure durante treinta años.

Los Premios Goya

Fotografía: El vaciado original en escayola de Mariano Benlliure y una de las nuevas estatuillas en bronce