Blas Benlliure Gil

Home/Los Benlliure/Blas Benlliure Gil
Blas Benlliure Gil 2016-11-22T19:23:18+00:00

Blas Benlliure Gil

Valencia, 3.II.1852 – Madrid 23.VI.1936

Pintor poco estudiado por la historiografía artística e injustamente olvidado, ha permanecido siempre a la sombra de sus hermanos José, Juan Antonio y Mariano Benlliure. Se especializó en la pintura de decoración, en la que adquirió una gran maestría, realizando arquitecturas o paisajes fingidos y ornamentaciones murales en los interiores de las viviendas de la burguesía y aristocracia. Dentro de la pintura de caballete dedicó su atención a las naturalezas muertas, conservándose en el Museo de Bellas Artes San Pío V y en la Casa-Museo Benlliure, ambos en Valencia, y en colecciones particulares algunos excelentes ejemplos del desarrollo de este género.

Es el mayor de los cuatro hermanos Benlliure. Se inicia en el arte de la mano de su padre, Juan Antonio Benlliure Tomás (Valencia 1832-1906), pintor decorador, a quien ayuda desde muy pequeño para contribuir al sostenimiento familiar. Frecuenta los estudios de los pintores Francisco Domingo Marqués y Manuel González Sepúlveda, y asiste la Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia y a la Academia nocturna de dibujo y pintura paterna.

A finales de 1874 la familia se traslada a Madrid, ciudad en la que ya residía José. Alterna el trabajo con su padre en los encargos de pintura decorativa de murales, frisos y techos, y la pintura de bodegones de flores y frutas. Expone y vende sus obras en “La Platería de Martínez”, exposición permanente regentada por Pedro Bosch, que había protegido y ayudado a su hermano José cediéndole uno de los locales como estudio de pintura. A los trabajos de pintura decorativa se incorporaban con frecuencia los hermanos: José para figuras y alegorías, y Mariano que, además de pintar, realizaba los trabajos de talla y escultura necesarios para las decoraciones.

En 1887 se presenta a la Exposición Nacional de Bellas Artes con el cuadro “La primavera”, bella composición de flores en las que tanto se había especializado que fue altamente elogiado por la crítica valorando la gracia, el colorido y el buen gusto de la obra. En 1890 concurre de nuevo a la Exposición Nacional de Bellas Artes con otra obra de tema floral,  “Avalancha de flores”.

Viaja a Italia en 1890-2, pasa una temporada en Roma, donde residían y tenían sus estudios sus hermanos, y en Asís, ciudad en la que José posee una casa próxima a la Basílica, donde iniciará una nueva etapa en su pintura enfocada a temas locales: interiores de iglesias y conventos, paisajes y gentes. De vuelta en Madrid, se presenta a la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1892 con uno de los interiores italianos, “Interior de Asís”, y obtiene una 3ª medalla.

En 1894 contrae matrimonio con Matilde Vidal, trasladándose a vivir a Bilbao, donde tenía ya estudio. Participa en la Primera Exposición de Pintura y Escultura de San Sebastián en 1896, que tiene lugar en el Palacio de Bellas Artes. Regresa a Madrid en 1897 y abre estudio en la calle de Malasaña, colaborando con sus hermanos en la organización de las fiestas de carnaval de ese año organizadas por el Ayuntamiento y cuyo alcalde, el conde de Romanones, había encargado a Mariano la dirección artística. En 1898 trabajan de nuevo juntos en la escenografía para la Función Patriótica que se celebra en el Teatro Real de Madrid, con el fin de recaudar fondos para la Marina de Guerra y atender a las campañas militares. La casa “Singer” le encarga en 1900 la decoración de su sede en Madrid en la calle Alcalá 40, con ocasión de la “Exposición artística y fabril de Singer” .

En 1902 la Infanta Isabel de Borbón, con motivo de la mayoría de edad y la jura de la Constitución de su sobrino y futuro rey Alfonso XIII, decide trasladar oficialmente su residencia al Palacio de la calle de Quintana, que había adquirido dos años antes. Mariano Benlliure es el encargado de organizar el programa decorativo que elaboran un equipo de once artistas, en su mayoría valencianos, entre los que se encuentran los cuatro hermanos Benlliure y el joven Peppino, hijo de José. Blas interviene en la decoración de varias estancias: pinta “Las flores de las cuatro estaciones”, óleo sobre lienzo de 6 x 6 metros, para el techo del Tocador o Antesala del dormitorio de la Infanta y realiza el friso en relieve con motivos florales y geométricos del dormitorio; para la Sala de música, decorada por José, Mariano y Peppino, hace veinticuatro marcos para los retratos de los más destacados compositores que componen el friso que circunda la sala.

Sigue alternando los trabajos de pintura decorativa con la pintura de caballete, pinta por encargo diversos interiores de la Catedral de Toledo y paisajes de los alrededores, presentándose a la Xª Exposición Bienal del Círculo de Bellas Artes de Madrid en 1907, año en que al nacer su cuarta hija, Matilde, después de haber fallecido los tres primeros de corta edad, muere la madre, trasladándose con la pequeña a Santander y estableciendo su estudio en el pintoresco pueblo de Barreda. Recibe numerosos encargos como pintor decorador que le proporciona Juan Correa, importante comerciante cántabro, entre ellos el techo del  Salón del Casino Nuevo de la Compañía Solvay Belgas; y viaja esporádicamente a Madrid, para atender otros trabajos como la decoración de la Sala del Teatro de la Zarzuela en 1909.

Regresa definitivamente a la capital en 1914 y establece casa y estudio en la calle de Bretón de los Herreros, muy cerca de la casa-estudio de su hermano Mariano y la cantante Lucrecia Arana, que acogen y se encargan de la educación de su hija Matilde.  Participa en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes de Madrid de 1922 y 1924, en el Cuarto y Séptimo Salón de Otoño organizados por la Asociación de Pintores y Escultores de 1923 y 1927 respectivamente, y en la Manifestación de Arte Valenciano que tiene lugar en el Palacio del Retiro en 1923. Desde 1926 a 1931 ocupa el cargo de conservador y restaurador del Museo de Arte Moderno, época en la que realiza trabajos de restauración artística en el Palacio Real.

En 1929 la Asociación de la Prensa Valenciana organiza una exposición en la Casa de la Prensa, “Homenaje a la Dinastía de los Benlliure”, en la que se muestran obras de todos los artistas de la familia, desde el padre Juan Antonio Benlliure Tomás, iniciador de la saga, los cuatro hermanos Blas, José, Juan Antonio y Mariano, hasta el malogrado Peppino, alcanzando una gran repercusión en la prensa. El acto de inauguración resulto un homenaje brillantísimo al que se unieron autoridades, artistas y el pueblo valenciano, que aclamó a los Benlliure a su llegada.

Fallece en Madrid el 23 de junio de 1936. La galería Garbí de Valencia le dedica una amplia exposición monográfica en 1981, “Blas Benlliure 1852-1936. Flores y frutos”.

Fue el más bohemio de los hermanos, que le protegieron y ayudaron siempre, conscientes de que como primogénito había tenido que prescindir de completar sus estudios para ayudar al padre. Tenía gran admiración por ellos y no dudaba en ayudarles cuando le solicitaban su colaboración para completar los motivos decorativos, especialmente los florales, de sus obras. Su pintura evidencia una técnica precisa, de pincelada corta, gran habilidad en el manejo del color y en la creación de equilibradas composiciones. Parte de su obra se ha perdido o es de difícil acceso por tratarse de decoraciones para residencias privadas, y su pintura de caballete, también en su mayoría en colecciones particulares, es poco conocida y no ha tenido el reconocimiento que se merece.

 

Bibliografía: B., Pantorba, “Historia y crítica de las exposiciones nacionales de Bellas Artes celebradas en España”, Madrid, Alcor, 1948; V. Vidal Corella, “Los Benlliure y su época”, Valencia, Prometeo, 1977;  M.A. Catalá Gorgues, “Cien años de pintura, escultura y grabado valencianos, 1878-1978”, Valencia, Caja de Ahorros, 1978, págs. 49-50; “Los Benlliure: Colección Museo San Pío V”, Catálogo exposición, Caja de Ahorros Provincial de Guipúzcoa, San Sebastián, 1987, Puerto Autónomo de Valencia y Museo San Pío V, Valencia, 1987-1988; V.V.A.A., “Cien años de pintura en España y Portugal, 1830-1930”, Antiquaria, Madrid, 1988, Tomo I, pág. 307; V.V.A.A.,“Los Benlliure: retrato de familia”, Catálogo exposición, Generalitat Valenciana, Zamora, Crevillente, Roma, Valencia, 1997-1998.

error: CONTENIDO PROTEGIDO