Peppino Benlliure Ortiz: Centenario de su muerte

Home/Noticias/Peppino Benlliure Ortiz: Centenario de su muerte

Benlliure Ortíz, José (Peppino) (Roma, 1-10-1884 – Valencia,12-9-1916)

Hijo del pintor valenciano José Benlliure Gil, nació en Roma el 1 de octubre de 1884. Peppino, diminutivo italiano con el que será conocido en el ámbito familiar y artístico, comienza su formación junto a su padre, al que acompaña en viajes y desplazamientos para pintar del natural, representando los mismos temas y modelos.

Entre 1897 y 1908 alternó su residencia entre Roma y Valencia, e inició su participación en Exposiciones Nacionales e Internacionales de Bellas Artes.

Mariano Benlliure aconsejó a su hermano la conveniencia de un cambio de ambiente para Peppino, fuera del círculo artístico romano, demasiado anclado en el pasado, y Peppino se trasladó a Madrid en 1908 para trabajar junto a Joaquín Sorolla que mantenía desde hacía tiempo una estrecha amistad con la familia Benlliure.

Durante los veranos pintaba junto al maestro Sorolla en las playas de la Malvarrosa y el Cabañal, y entre 1910 y 1912 viajó con él para tomar apuntes destinados a la monumental serie Visión de España encargada por la Hispanic Society de Nueva York.

Compaginó la pintura con el estudio de arquitectura, y durante su permanencia junto a Sorolla se hizo cargo de dirigir las obras de su nueva casa-estudio, actualmente Museo Sorolla en la calle Martínez Campos de Madrid.

El 12 de septiembre de 1916 falleció a causa de la tuberculosis progresiva que poco a poco le había ido consumiendo; quedó así interumpida su ascendente trayectoria artística que se había volcado en la representación de los motivos más cercanos: el paisaje, las gentes y el autorretrato.

La Juventud Artística Valenciana acordó erigir un sencillo monumento en su memoria y el escultor José Capuz fue el encargado de modelar un busto que se colocó en los jardines frente a la entrada de la casa familiar en Valencia, hoy Casa-Museo Benlliure, que conserva una importante parte de su obra.

Con motivo de su muerte Sorolla escribiró: “(…) José Benlliure Ortíz representaba en nuestro arte un poderoso avance: sus últimas obras, solidas, robustas y personalísimas, asegurábanle un puesto entre los primeros artistas españoles. (…) Dotado de un exquisito temperamento, de gran sensibilidad, sereno, fue lentamente evolucionando hasta encontrar un arte suyo que, como bueno, basábase en la vida. Su visión pictórica era simplicista, pero precisa, justa. Nunca en su arte buscó complicaciones artificiosas para rebuscar una personalidad. Ello hubiera sido contrario a su carácter que fue siempre sincero.(…)”. (“José Benlliure Ortíz”, en “El Mercantil Valenciano”, 13 de septiembre de 1916).

Invalid Displayed Gallery

2016-10-19T11:40:04+00:00 12 Sep, 2016|Noticias|
error: CONTENIDO PROTEGIDO