Han empezado los trabajos de restauración de la ornamentación del puente María Cristina de San Sebastián, que incluye cuatro farolas de fundición con parejas de niños que juguetean de Mariano Benlliure.

El puente es obra del arquitecto Julio María Zapata y del ingeniero Eugenio Ribera.

Para su intervención, Benlliure pudo inspirarse en el Puente Alejandro III de París, que cruza el Sena para unir el Gran y el Petit Palais con la explanada de Los Inválidos, y se inauguró con ocasión de la Exposición Universal de París de 1900, en la que el escultor participó y fue premiado con el Gran Premio de Escultura.

El puente María Cristina sobre el rio Urumea se inauguro el 20 de enero de 1905.

La noticia en El Diario Vasco